31 marzo 2006

A la hora de comer

Entre el segundo plato y el postre dibujé a dos chicas de la mesa de al lado. El Albaicín se va llenando de vida y color.

5 comentarios :

Anónimo dijo...

Buen comienzo, la verdad es que no podía ser de otra manera viniendo de tí. Un abrazo.

Pablo Velarde dijo...

no hay derecho, señor cruces, simplemente NO HAY DERECHO, a que un talento como el suyo se esconda en lugar de alegrarnos los ojos desde libros, revistas y periódicos más a menudo.

Joaquín dijo...

Estimado señor Velarde. Espero que considere este humilde escaparate un buen lugar desde donde alegrar los ojos del mundo. Para tranquilizarlo, le aseguro que cuando sea mayor seré dibujante.
Continuaremos pronto esta charla por teléfono.
Emocionado por su indignación, le mando un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

¡Qué monos tus dibujos Quino! Me encantan los de Lyon!!! Qué viaje, ¿no? Qué alegria tener un sitio donde se puede ver tu trabajo y estar orgullosa de ti!
Hasta el proximo viaje!
Un abrazo destrozahuesooooos!
xxx

Anónimo dijo...

la verdad es que hasta ahora pensaba que eras un tío con mucha suerte que se dedicaba a viajar de aqui para allá con la excusa de que era dibujante...poniendo los dientes largos a amigas siempre dispuestas a escuchar en el regreso.En fín,ahora además de eso pienso que eres un peaso de artista!!
Me ha encantado. Mil besicos.